<img height="1" width="1" style="display:none;" alt="" src="https://dc.ads.linkedin.com/collect/?pid=44985&amp;fmt=gif">

Ideas para motivar a los empleados en la empresa (I)

Publicado por José Alfredo López - International Executive Coach

20-dic-2017 9:18:10

En Coaching sistémico

20-dic-2017 9:18:10

Uno de los grandes retos de las empresas es trabajar para mantener a sus empleados motivados y comprometidos con la organización. Muchas veces, para lograrlo, no hacen falta grandes planes ni retos. Simplemente implementando algunas acciones sencillas, es posible tener un equipo de trabajadores más cohesionado, más feliz y más productivo.

A continuación, mostramos una serie de ideas e iniciativas que permitirán fomentar la motivación y el compromiso de los empleados e incrementar el empoderamiento, la participación y el rendimiento de la compañía, a la vez que también son una excelente forma de motivar al personal de su organización.

1. Alentar a los empleados a hablar


Es común que los empleados pasen la semana de trabajo sintiéndose incómodos con la idea de no poder decir lo que piensan. Cuando las personas sienten que no pueden hablar, podrían estar reteniendo valiosas ideas y soluciones que ayudarían a impulsar la organización.

Para que los empleados se sientan cómodos expresando sus opiniones, los directivos deben dejar claro que pueden hacerlo sin temor a críticas ni juicios. Hay que promover y practicar la comunicación transparente en la empresa.

2. Ayudar a los empleados a conocerse mejor


En las organizaciones más grandes, muchos empleados pasan los días sin conocer muy bien a sus colegas. Cuanto mayor sea el tamaño de una empresa, más posibilidades habrá de desconexión. Como líder, es importante centrarse en ayudar a los empleados a conocerse mejor entre sí. Una buena idea es organizar un afterwork al final de la semana para conseguir que los trabajadores se comuniquen en un nivel más personal. Es necesario permitir que el personal interactúe a lo largo del día y fuera del trabajo sin tener que preocuparse de si están siendo observados o juzgados.


Mentor coaching


3. Convertirse en mentor


Cuando un empleado comienza a experimentar problemas con el compromiso, es esencial intervenir lo antes posible para que las cosas no empeoren. Mejorar el modelo de comunicación y participación de los trabajadores significa convertirse en una especie de mentor para aquellos que tienen que hacer frente a algún problema en la empresa. Es importante que el empleado sepa que alguien puede ayudarle cuando lo necesita.

4. Recompensar a los empleados


Algunos directivos creen que una de las mejores maneras de mantener a los empleados comprometidos y que rindan bien es recompensándolos regularmente, incluso si no están funcionando a la altura de lo esperado en ellos. Desafortunadamente, las recompensas mal repartidas no benefician al negocio e incluso pueden perjudicar aún más el rendimiento y el compromiso.

Es necesario prestar mucha atención al progreso realizado por los empleados y no dudar en hacerles saber por qué se les está recompensando, ya sea a través de un bono, un aumento de sueldo, una palmadita en la espalda o un agradecimiento verbal.

5. Centrarse en la colaboración


La colaboración es uno de los retos más importantes para las empresas, ya que puede contribuir a aportar nuevas ideas, reducir el tiempo perdido y mejorar la participación de los empleados. Una de las mejores formas de potenciar la colaboración en la empresa es implementar un software de intranet social. Es importante percibir este software como una herramienta para motivar a los empleados a diversificarse y trabajar más cerca de sus colegas. También son recomendables las dinámicas periódicas de team building o cohesión de equipos.


Coaching

6. Fomentar la salud y el bienestar positivos


Si queremos tener empleados comprometidos, hay que tomar medidas para ayudarlos a mantenerse felices y saludables. Fomentar el bienestar dentro de la organización no tiene que ser algo difícil. Algunas compañías ofrecen a los empleados descuentos o bonos para ir al gimnasio, mientras que otras eligen traer terapeutas de masajes, coaches u otros profesionales para ayudar a los miembros del personal a desestresarse y mantener la claridad mental. Incluso puede ser tan fácil como almacenar snacks saludables en el refrigerador de la empresa para que los empleados puedan acudir a él si es necesario durante el día.

7. Aclarar las metas y responsabilidades


Cada empleado tiene un conjunto de metas y responsabilidades que necesita para trabajar. Uno de los factores que más contribuyen a la caída de los niveles de participación y compromiso es la confusión sobre cuál es el rol de cada uno.

Aclarar los objetivos y las responsabilidades es esencial para mejorar los niveles de participación y motivación de los empleados. Cada vez que se inicia un proyecto o se delega una nueva tarea, es esencial entrar en la logística de la manera más detallada posible, invirtiendo tiempo en responder cualquier pregunta que puedan tener los empleados con el fin de que cada uno sepa lo que tiene que hacer.


Metas coaching


8. Ser flexible


Los mejores líderes son aquellos que responsabilizan a sus empleados de su trabajo pero les dan la flexibilidad que merecen. Es esencial darse cuenta de la diferencia que puede generar un poco de flexibilidad en el rendimiento y en el nivel de compromiso de un trabajador.

Hay muchas maneras de demostrar a los empleados que se les puede brindar la flexibilidad que necesitan: trabajar unas horas desde casa, por ejemplo, o cogerse un día personal si fuera necesario, siempre y cuando mantengan su parte del trato con respecto al trabajo que se supone que deben hacer y teniendo en cuenta que no todos los empleados van a saber gestionar de forma adecuada dicha flexibilidad.

9. Ayudar a los empleados a avanzar en su carrera y educación


En el mundo de hoy, el cielo es el límite y muchas personas hacen un gran esfuerzo para avanzar en su carrera en la medida de lo posible a través de la educación, talleres y otras herramientas de enriquecimiento. Un buen líder es aquel que está allí para ayudar a sus empleados a alcanzar sus metas, incluso si eso significa que algún día podrían abandonar la empresa. Algunas formas de hacerlo son pagando cursos a los trabajadores, permitiendo que asistan a talleres en horario laboral, organizando conferencias, seminarios, etc.


Si quieres complementar la información, en el siguiente post tienes aún más ideas para motivar a los empleados en la empresa.



El libro blanco del Team Building