<img height="1" width="1" style="display:none;" alt="" src="https://dc.ads.linkedin.com/collect/?pid=44985&amp;fmt=gif">

7 señales que indican que necesitas hacer un team building en tu empresa

Publicado por José Alfredo López - International Executive Coach

12-sep-2017 16:28:04

En Teambuilding

12-sep-2017 16:28:04

Quizás hace tiempo que notas que los empleados de tu empresa chismorrean por los pasillos; hablan de cualquier cosa entre ellos menos del trabajo; en las reuniones prácticamente ni intervienen y cada uno va a lo suyo sin prestar ni ofrecer colaboración al resto.


Si esta es la situación, seguro que se está traduciendo en un descenso del rendimiento de la empresa y en un mayor absentismo laboral. El equipo no tiene metas claras y las que existen no se están cumpliendo. Se percibe un ambiente negativo generalizado de desmotivación y falta de ilusión.

Si esta es la realidad de la empresa, está claro que urge organizar un evento de team building antes de que las cosas vayan a peor. Así que, ¿cómo se puede saber si los empleados necesitan una dinámica de team building? A continuación, explicamos las principales señales de alerta:


7 señales que indican que necesitas hacer un team building en tu empresa

1. Los equipos no se conocen

Si los empleados del departamento de ventas no conocen a los del departamento de marketing o de administración, por ejemplo, se tiende a una segmentación de equipos y a un trabajo en silos nada beneficioso para la compañía. El team building promueve el trabajo colaborativo entre los diferentes departamentos de una empresa, ayuda a crear relaciones y permite a los empleados conocerse mejor entre sí.

2. La moral está baja

Si se percibe un ambiente generalizado de desmotivación y apatía, puede que las tareas o los objetivos se hayan vuelto aburridos o repetitivos, que no haya nuevos retos ilusionantes por alcanzar o que los empleados no los perciban de esta manera. Esto ni es bueno para el equipo ni para la empresa. Quizás sacar un día a los trabajadores de la oficina y proponerles realizar una actividad de team building diferente y divertida ayude a cambiar ese bucle de pesimismo y vuelva a aumentar la moral del equipo.

3. La productividad parece estancada

¿Van las cosas bien, pero nada parece avanzar y no se conocen las causas? Podría deberse a que los objetivos de la dirección no están alineados con los de los empleados: puede que estos no se sientan motivados a acometerlos o que no se les hayan explicado bien. Muchas veces, en estos casos, existe una falta de comunicación y de capacidad para transmitir de forma clara y directa los retos de la organización. El team building puede contribuir a que esta comunicación entre directiva y empleados sea más fluida y directa, así como a implicar al equipo en la consecución de los logros, haciendo que se sientan parte de ellos.


7 señales que indican que necesitas hacer un team building en tu empresa

4. Incorporación de nuevos empleados

Tal vez tu negocio está creciendo y ha habido una importante incorporación de nuevos empleados o la empresa ha pasado por un período con una alta tasa de rotación de personal. De cualquier manera, puede ser difícil gestionar un negocio exitoso con un gran número de nuevos empleados sin organizar alguna actividad de team building. Esto ayudará a crear relaciones, destacar las fortalezas y debilidades individuales, definir roles de trabajo y crear departamentos que funcionen sin problemas. También puede ayudar a romper barreras entre los empleados nuevos y antiguos, evitando tensiones innecesarias.

6. La creatividad ha disminuido

Al igual que pasa con la productividad estancada, si no ha sucedido nada nuevo en el último par de meses y se percibe un descenso de la creatividad y las nuevas ideas, podría ser que los empleados se sientan agobiados. Una de las mejores maneras de combatir esto es salir de la oficina, romper la rutina diaria y animar a los trabajadores a realizar dinámicas que les ayuden a fluir con libertad y a recuperar su energía creativa.

Un simple descanso de la rutina diaria al participar en actividades que alientan el trabajo en equipo, la comunicación y la energía podría ser exactamente lo que los empleados necesitan. Es sorprendente lo que un día fuera de la oficina puede hacer para mejorar el funcionamiento regular de la organización.

7. Pérdida de enfoque

Mantener el enfoque en una misión u objetivo es uno de los factores más importantes para el éxito de cualquier empresa. El problema es que, en muchas situaciones, las personas se distraen con las rutinas cotidianas y pierden de vista la meta principal. En cierta medida, es natural no hablar de la misión constantemente, aunque ese objetivo es probablemente el punto de encuentro primordial que un equipo puede tener. Cuando los empleados comienzan a prestar demasiada atención a las distracciones externas o a mirar más allá del objetivo, el team building puede contribuir a reenfocar a todo el mundo hacia ese objetivo principal.

El team building es una parte importante y necesaria del liderazgo. Invertir tiempo en cohesionar a los empleados, conocerse de nuevo, mejorar la comunicación y la colaboración o volver a centrarse en lo que importa pueden ser una pequeña inversión que tiene un gran ROI en términos de productividad y rendimiento del equipo.


El libro blanco del Team Building